El velo en Europa: el ‘otro’ en las democracias

La libertad de expresión es parte imprescindible de un conjunto fundamental de derechos humanos, sobre todo civiles y políticos, como definidos inicialmente por el Occidente. Todavía, la inmigración y la creciente multiculturalidad le han puesto desafíos importantes, especialmente en el contexto que se ha convencionado llamar “pos 11 de septiembre”. La perspectiva del “otro” es uno de los temas atajados a este escenario.

Amartya Sen, en su libro Identidad y Violencia, menciona la importancia de la construcción de percepciones y el peso que tienen la identidad y la manipulación de determinados estereotipos, que impulsan a la violencia. También la escritora Chimamanda Adiche habla acerca del “peligro de la historia única”, de las percepciones estereotipadas construidas acerca del “otro”, lo que compromete a la paz en sociedad. Son ejemplos de lo que ocurre en sociedades como las europeas, donde se discute el uso del velo islámico.

En ese “paradigma pos 11 de septiembre”, mucho se habla acerca del Islam en contextos occidentales, pero poco acerca de la importancia de su integración cultural. Al revés, el discurso se basa en el miedo y en la “amenaza” del terrorismo, casi siempre agregado al islamismo, sobre todo para justificar políticas menos democráticas.

En Francia, el uso del velo que cubre la cara – el niqab – fue banido recientemente, y las que lo usan en las calles pueden recibir una multa de 150 Euros. El Presidente francés Nicolas Sarkozy ha dicho, en 2009, que no hay espacio para el hijab en Francia, mencionando “valores franceses” como la separación entre Estado y religión y la lucha contra la subyugación femenina.

Ya por otro lado, en sítios de Inglaterra, donde las mujeres eran un 23% de la fuerza policial en 2008, el hijab, o el velo, ha sido incorporado al uniforme de la policía, integrando a las mujeres musulmanas. Un importante símbolo, una vez que la policía es el instrumento y también la imagen de la seguridad.

Los argumentos contra los símbolos islámicos, como el velo, son basados en diferencias culturales y de percepción, pero que también simplifican una cuestión de fondo, relacionada con la violencia cultural. En cuanto haya este tipo de violencia, en cuanto las identidades sean delimitadas en estereotipos o en cuanto la propia política de seguridad, determinada por contextos internacionales violentos mal gestionados, se sobrepongan a políticas sociales más inclusivas, habrá conflictos sociales violentos y poco espacio para diálogo, perjudicando a la construcción de un sentido de “comunidad”, de una democracia participativa e inclusiva.

Anúncios

Um comentário em “El velo en Europa: el ‘otro’ en las democracias

  1. UMA PERSPECTIVA NECESSÁRIA AO ENTENDIMENTO DO “OUTRO” SEJA ESTE OUTRO DE ONDE FOR E ONDE ESTEJA. A ALTERIDADE ESTÁ, CORRENTEMENTE E MUITO PROPOSITALMENTE E CONFORTAVELMENTE EM NOSSO OLHAR E ENTENDIMENTO PARTICULAR DO MUNDO, NÃO EM NOSSOS OUVIDOS PARA A FALA DO OUTRO NA PERCEPÇÃO DE UM MUNDO DIVERSO.

    Curtir

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s